Misión Fátima Argentina

Stanovnik honró la visita de la Virgen de Fátima y pidió por el pueblo y sus gobernantes

Info General - 01/12/2019

El arzobispo dejó un mensaje que se leyó en la misa de despedida en honor a la imagen de la patrona de los enfermos.


La misión peregrina de la Virgen de Fátima cumplió un mes en Corrientes, cuya presencia tuvo fervientes recibimientos que se prepararon en diferentes escenarios y en las zonas más vulnerables de la provincia. Debido a que hoy es su última jornada en la ciudad, ayer se realizó un multitudinario homenaje de despedida en el Club de Regatas.

 


La ceremonia comenzó a las 18, entre animación y confesiones, y a las 20 se celebró la misa presidida por el vicario general José Billordo. En este marco, el arzobispo de la provincia, Andrés Stanovnik, aunque todavía no se encuentra en Corrientes, estuvo presente por medio de un mensaje de homilía que dejó y que fue leído durante la celebración eucarística.


En primer lugar, brindó un mensaje de adoración a la Virgen. En tanto que durante el momento de oración pidió por el pueblo y los gobernantes. “Para que todo su esfuerzo se dirija siempre al bien de todos”, expresó. Y dedicó una oración especial por Bolivia, Chile, Nicaragua y Colombia.


Al inicio de su carta, monseñor Stanovnik declaró: “Querida Madre de Fátima, ¡qué don inesperado y qué dicha inmensa fue tu presencia entre nosotros! Aun los que te acompañamos a la distancia en tu peregrinar por nuestras comunidades, sentimos cuánta gracia y misericordia fuiste derramando en nuestros corazones”. Dicho esto, señaló que “despedimos tu preciosa imagen peregrina, pero el corazón nos dice que jamás te irás, porque siempre estarás con nosotros derramando gracia y misericordia”.

 


Además, aprovechando la coincidencia con el tiempo de Adviento que comienza hoy para la Iglesia Católica, el obispo manifestó: “María es Adviento, es esperanza de lo que está por venir. Ella nos ha convocado hoy no solo para despedir su imagen peregrina, sino, sobre todo, para recordarnos que iniciamos el tiempo de preparación para la Navidad, para esperar a Jesús anunciado y prepararle una digna morada en nuestro corazón, en nuestras familias y en la comunidad cristiana en la que habitualmente participamos. María es la mamá y la maestra que nos enseña cómo prepararnos para el encuentro con su hijo Jesús”.

 

Para cerrar, el obispo realizó una oración dirigida a la Virgen, en la que pidió específicamente por el pueblo, no sólo argentino sino latinoamericano. “Queridísima, mil gracias porque nos ha visitado tu hermosa imagen peregrina. Danos la fe sencilla y honda de los pastorcitos que te vieron por primera vez, sobre todo de los santos Jacinta y Francisco; te pedimos que protejas especialmente a nuestro pueblo y a los que nos gobiernan: concédeles el don del diálogo para que todo su esfuerzo se dirija siempre al bien de todos, especialmente de los menos favorecidos, y a fomentar la amistad social, la justicia y la paz”.

 


Y en el cierre señaló: “Mira con amor de madre a los pueblos hermanos, especialmente de Chile, Bolivia, Nicaragua y Colombia, para que puedan superar pronto los conflictos que los afligen. Con toda confianza, nos ponemos bajo tu amparo, tierna Madre de Dios y de los hombres”.


Por otra parte, vale decir que la imagen de la Virgen del Fátima desde las 2 de la madrugada se encuentra en la parroquia Virgen de Fátima (Balboa al 2900), donde habrá vigilia hasta las 7.30, cuando será acompañada hasta la parroquia San Roque González del barrio Independencia. A las 10.30 será trasladada hasta la Unidad Penal Nº 6 y el Centro de Menores. Luego, los hermanos de la diócesis de Salta pasarán a buscarla para que inicie la visita en su iglesia.