Tras volver de Nueva York

La correntina Lourdes Sánchez debió ser internada de urgencia

Info General - 09/10/2019

La participante del “Bailando” sintió un fuerte dolor abdominal al llegar a Ezeiza, por lo que tuvo que ser trasladada el sanatorio de los Arcos.


Venía de disfrutar un viaje con amigas como Sofía Morandi y su manager, Vane Pellizeri, en Nueva York. Sin embargo, el regreso de Lourdes Sánchez a nuestro país no fue el mejor, ya que apenas pisó suelo argentino debió dirigirse raudamente al Sanatorio de los Arcos a raíz de unos fuertes dolores abdominales que la aquejaban.

 

Teleshow se pudo comunicar con el Chato Prada, su pareja y uno de los productores de ShowMatch, quien descartó una posible apendicitis, como se había barajado en algún momento. “La verdad que le hicieron miles de estudios, de ecografía, ginecológicos, una tomografía con contraste, pero nada, tiene un fuerte dolor abdominal, que aparentemente es producto de una gastritis muy pero muy aguda”, comenzó describiendo el cuadro clínico.

 

“Indudablemente hay infección, porque los glóbulos blancos están un poquito más arriba, pero bueno, es una gran intoxicación que tiene. Así que bueno, está con suero, en los Arcos, la verdad que la atendieron bárbaro, y estamos esperando a ver si con este último examen le dan el alta esta noche”, continuó.

 

“Obviamente se tiene que controlar, porque el dolor sigue estando”, concluyó el padre de su hijo Valentín.

 

Vale recordar que la bailarina viene de ser salvada durante el duelo en la ronda de “Clásicos del rock nacional”, donde prevalecieron por encima de las parejas de Karina La Princesita y la de La Chipi Anchipi y Jorgito Moliniers, finalmente eliminados.

 

“Tenía a Valentín enfermo y me parte el alma estar acá, poniendo cara de que no pasa nada, cuando en realidad tengo ganas de estar en casa con él. Pero está bien, me acaba de avisar la señora que está bien. Estaba con 39 de fiebre. Él es muy chiquito y se pone muy mal, así que todo el tiempo me está llamando. Es una boludez. Gracias a Dios está bien, pero me sensibiliza eso mucho", había contado la semana anterior, cuando junto a Fede Bal no habían logrado un buen puntaje y quedaron al borde de la sentencia.

 

“Ella pone todo, que viene y baila. Y como todos, tenemos problemas. Estamos así, luchándola, y así vamos a seguir”, dijo Fede, antes de retirarse abrazando a su compañera, con quien constituyen una de las parejas más virtuosas del certamen.

 

¿Estará recuperada para ser parte del próximo ritmo del Bailando?