Domingo de Ramos

Stanovnik: La fe comienza cuando creemos en quienes vieron a Jesús resucitado

Info General - 15/04/2019

El arzobispo de Corrientes, Andrés Stanovnik, presidió los oficios religiosos del Domingo de Ramos e instó a la comunidad a que en Semana Santa: “Pensemos en los acontecimientos que en estos días tienen a Jesús como principal protagonista”.

 

Con la ce­le­bra­ción del Do­min­go de Ra­mos, la co­mu­ni­dad ca­tó­li­ca ini­ció ayer la Se­ma­na San­ta, tiem­po de in­ten­sa ac­ti­vi­dad li­túr­gi­ca pa­ra hon­rar la pa­sión, cru­ci­fi­xión, muer­te y re­su­rrec­ción de Cris­to.


En es­ta ca­pi­tal, to­do co­men­zó tem­pra­no en el atrio de la Igle­sia San­ta Ri­ta de Ca­sia.


Allí el ar­zo­bis­po de Co­rrien­tes, An­drés Sta­nov­nik, ben­di­jo oli­vos y pal­mas de cien­tos de fie­les que col­ma­ron esa se­de pa­rro­quial e in­clu­so mu­chos es­pe­ra­ron afue­ra por ca­lle Bo­lí­var, apres­tos a ini­ciar lue­go, la pro­ce­sión has­ta la Ca­te­dral de la Ciu­dad pa­ra par­ti­ci­par de la San­ta Mi­sa.


Los ra­mos de oli­vo y de pal­ma son el sig­no por ex­ce­len­cia de la re­no­va­ción de la fe en Dios. Se les atri­bu­ye ser un sím­bo­lo de la vi­da y re­su­rrec­ción de Je­su­cris­to.


Sta­nov­nik, en la Ca­te­dral du­ran­te su ho­mi­lia, hi­zo un lla­ma­do a la re­fle­xión y pi­dió a los fie­les que en es­ta Se­ma­na San­ta “ha­ga­mos si­len­cio y pen­se­mos en los acon­te­ci­mien­tos que en es­tos dí­as tie­nen a Je­sús co­mo prin­ci­pal pro­ta­go­nis­ta”.


El Pre­la­do agre­gó que “hoy lle­nos de fe re­cor­da­mos esa en­tra­da triun­fal de Je­sús a Je­ru­sa­lén, por­que es­ta se­ma­na re­me­mo­ra­mos he­chos que su­ce­die­ron y los re­gis­tra la his­to­ria”. Y en ese sen­ti­do acla­ró: “La fe co­mien­za cuan­do cre­e­mos o no cre­e­mos en los tes­ti­gos que vie­ron a Je­sús re­su­ci­ta­do”.


“Es­ta se­ma­na nos su­gie­re ha­cer un ins­tan­te de si­len­cio y re­fle­xión so­bre los acon­te­ci­mien­tos que aca­ba­mos de es­cu­char (la pa­sión de Je­su­cris­to). Pe­dir­le al es­pí­ri­tu san­to que nos ilu­mi­ne pa­ra co­no­cer un po­co más a Je­sús, abra­zar­nos a su cruz y vi­vir en su amis­tad”, en­fa­ti­zó.