Capital

Profesor de Karate Abusador: Exigen justicia

CorrientesHoy - 04/12/2019

 

El chacal habría cometido atrocidades contra niños de entre 8 y 10 años por al menos dos décadas. Las familias que hicieron llegar el caso ante la Justicia aseguran que hay al menos 20 víctimas.
Un profesor de karate que vivía y daba clases en el barrio Laguna Seca está siendo juzgado por abusos cometido contra un menor de edad años atrás.

 

Actualmente son dos las víctimas cuyos casos han sido tenidos en cuenta por la Justicia, y cuando termine el primer juicio, continuarán con el siguiente. Sin embargo, no son los únicos. Hay al menos un caso más que fue desestimado por prescripción, y las familias que impulsan la causa aseguran que son alrededor de 20 las víctimas de las que ellos han tenido noticias, y podría haber más.

 

El derrotero judicial inició en 2017, cuando uno de sus ex alumnos lo denunció por abusos ocurridos 15 años atrás. El chacal está detenido desde marzo del 2018.

 


El juicio debía iniciar este lunes e incluso había testigos preparados para declarar. Sin embargo, el tribunal decidió pedir un cuarto intermedio hasta el 16 de diciembre, debido a la presencia de los familiares de las víctimas que se manifestaban afuera del juzgado.

 

El depravado, identificado como Ramón Alfredo López, daba clases de karate en una escuela, en un gimnasio que estaba ubicado por Cazadores Correntinos y también en su casa, ubicada en el barrio Laguna Seca.

 


“Queremos que se haga Justicia. Que le den la máxima condena y no quede como un hecho más. Estamos hablando de un período de unos 30 años en los que ejerció como profesor. Muchas de las víctimas hoy seguramente ya son adultos. Nosotros contamos con un grupo de profesionales que los contienen. Pedimos que se acerquen a denunciar, para que este hombre nunca más salga a la calle. Y le pedimos a los jueces ‘Justicia para las víctimas’”, pidieron los familiares el lunes pasado cuando se manifestaban afuera del juzgado.

 


“Sentimos que la Justicia no protege a las víctimas”

 

La madre de uno de los denunciantes decidió llegar hasta los estudios de LT7 Corrientes y contar lo que vivió su familia y pedir a las otras víctimas que se animen a hablar, para impedir que el abusador quede suelto y pueda seguir dañando niños pequeños.

 

“Pasaron muchos años para que él se anime a denunciar. Él ya es adulto y no vivía más en Corrientes. Se animó a hacer la denuncia cuando se enteró que el instructor seguía dando clases”, contó la madre de la víctima.

 

“Pese a la denuncia, prácticamente no se investigó nada. Este es un delito aberrante que no puede prescribir en casi ningún lugar del país, excepto acá en Corrientes. La Justicia aplicó la prescripción en el caso de mi hijo, diciendo ‘todo lo que pasaste, todo lo que denunciaste, no sirve’”, contó la mujer quebrada en llanto.

 


“Gracias a los medios, esto salió a la luz y dos personas más se animaron a denunciarlo. Él ahora está siendo juzgado por la segunda causa, pero nosotros tuvimos un llamado de alerta la semana pasada, cuando cambiaron la carátula. Nuestro mayor temor es que la Justicia le dé pocos años de condena”, manifestó muy contrariada.

 


“Este delito aberrante no prescribe en ningún lugar del país, excepto en Corrientes”

 

Al ser consultada por los abusos, la mujer se mostró reticente a dar detalles del accionar del depravado y se limitó a decir que eran acciones aberrantes y que no se animaba a contarlo por respeto a las víctimas.

 

Imagen relacionada

“Vengo acá, a pesar de lo difícil que es, para animar a otras víctimas a que hagan la denuncia, porque sabemos fehacientemente que hay más de 20 casos. Es una monstruosidad. Vivimos en la provincia del silencio. Sé que no es fácil hablar, pero si esta persona sale, lo va a volver a hacer. Se irá de Corrientes, vivirá en otra parte, pero va a volver a hacerlo”, remarcó muy conmovida.

 

Pidió a la Justicia que proteja a las víctimas, pasadas y futuras, en caso de que el chacal quede en libertad.

 


“Si sale en libertad, lo va a volver a hacer”

 

“Mi hijo está mal, enojado con el sistema y se arrepiente de no haber realizado la denuncia antes. Y yo vivo con la culpa de haberlo protegido. Esto es algo que nos va a acompañar el resto de nuestras vidas”

“Él tenía un perfil para elegir a sus víctimas, chicos con ciertas características físicas. Además es una persona peligrosa, sabemos que usaba armas. No era fácil que los chicos se animen a contar. Muchos aun callan por miedo”, contó compungida la madre del chico abusado.

“Pido por favor que se animen a denunciar. Contamos con profesionales que nos asisten y contienen. Es importante que no pase más esto”, dijo finalmente.